La gestión del motor basada en alpha-n con interfaz de momento de giro tiene en cuenta una multitud de factores influyentes. Permite un suministro de par a medida y un funcionamiento del motor que puede adaptarse de forma sensible a la más amplia variedad de obstáculos.
La base de esta gestión es la cantidad de aire de admisión, la cual viene determinada indirectamente a través del ángulo de apertura y de la velocidad de rotación. El sistema de control del motor forma valores coordinados individualmente para la cantidad de inyección y el tiempo de ignición utilizando parámetros adicionales del motor y del entorno (como la temperatura del motor y del aire o la presión ambiental), junto con mapas de características y funciones de corrección que se hayan almacenado. Se define el tipo de combustible como súper sin plomo, es decir, como mínimo de 95 octanos.
+ Leer más

Más tecnología al detalle