En lugar de funcionar de forma independiente, el sistema Dynamic ESA puede establecer comunicaciones a través de otros sistemas de control como el ABS y el Control Automático de Estabilidad ASC de BMW Motorrad. Además, las configuraciones básicas del sistema Dynamic ESA están vinculadas a los modos de conducción «Rain», «Road», «Dynamic», «Enduro» y «Enduro Pro», que el piloto puede seleccionar simplemente pulsando un botón. En cada modo de conducción se asigna una configuración de amortiguación al piloto según las recomendaciones de los expertos de BMW Motorrad. Al seleccionar cada modo con sus respectivas características, el motorista puede coordinar el sistema Dynamic ESA, las características de regulación del motor, el ABS y el ASC para adaptarlos a las diferentes situaciones que pueden ocurrir en la carretera. Además, el motorista puede personalizar la configuración de la amortiguación en todos los modos (desde «Blanda» o «Normal» hasta «Dura) en función de sus preferencias. Según las exigencias del conductor, se puede determinar una carga de una persona, una persona con equipaje o dos personas.
En el modo «Rain», los componentes de la suspensión presentan una configuración blanda básica. El sistema ASC se establece en dicho modo para poder intervenir de forma anticipada en el control y garantizar la máxima seguridad posible. El sistema ABS está configurado para utilizarse en carretera.
Si el motorista selecciona el modo «Road», el sistema Dynamic ESA presentará un ajuste más duro. El ASC garantiza una tracción óptima en superficies secas y el ABS también está configurado para su uso en carretera.
En el modo «Dynamic», el sistema Dynamic ESA de BMW ofrece una configuración todavía más rígida del amortiguador, que se adapta a la perfección a una conducción deportiva en carretera. Para estos usos, el ASC posee unas características aún más rígidas que incluso permiten a los motoristas con más experiencia realizar sobrevirajes. En este caso, la configuración del ABS también está diseñada para utilizarse en carretera y, al mismo tiempo, el motor ofrece una respuesta de aceleración más dinámica.
El modo «Enduro» ha sido concebido para la conducción fuera de la carretera y presenta una configuración de los amortiguadores especialmente diseñada para lograr una gran tracción. Con este modo, el ASC permite un mayor deslizamiento de la rueda trasera para realizar sobrevirajes en terrenos escabrosos. La configuración del ABS está especialmente diseñada para conducir por superficies sueltas como gravilla con neumáticos de carretera y, por tanto, por terrenos con un nivel de deslizamiento elevado. El ABS utiliza la función integral parcial al igual que si estuviera en la carretera: cuando se acciona el freno de la rueda delantera, parte de la fuerza de frenada se dirige también al freno trasero. La estrategia de control ha sido diseñada para evitar el bloqueo de las ruedas y, al mismo tiempo, conseguir también un buen nivel de desaceleración.
Por medio de otra clavija de codificación más, los motoristas también podrán tener a su disposición el modo «Enduro Pro», concebido para los usos fuera de la carretera más exigentes. Esta configuración posee unas reservas de potencia considerablemente superiores. En este modo, diseñado para la conducción fuera de la carretera únicamente con neumáticos con tacos, los pilotos más experimentados podrán derrapar intencionadamente la rueda trasera gracias a las intervenciones del ASC que se adaptan para poderse utilizar en el enduro profesional. Se trata de una versión especial del ABS, ya que, en este caso, el control se ajusta para conducir por superficies sueltas con neumáticos con tacos. Además, al frenar la rueda trasera, se desactiva el control del ABS sobre ella y esto permite realizar derrapes frenando, por ejemplo, antes de curvas en zigzag.
+ Leer más

Más tecnología al detalle