En apenas unos milisegundos, podrás adaptar la amortiguación a cada maniobra de conducción y a las condiciones de la superficie de la carretera en función de los parámetros detectados por unos sensores a través de las válvulas de regulación eléctricas. Por ejemplo, la HP4 realiza un procesamiento prácticamente perfecto de los impactos de ondas cortas y largas sobre la carretera para ofrecer a los motoristas una configuración óptima de la amortiguación en todas las situaciones que se pueden producir durante la conducción; de este modo, se obtiene la máxima tracción y seguridad. El DDC reacciona automáticamente ante distintos tipos de maniobras como el frenado, la aceleración o la conducción por curvas y garantiza un contacto perfecto con la superficie de la carretera.
Entre las funciones y características avanzadas que proporciona el DDC se incluye una pantalla de menú de ajuste del DDC. A través de esta, los motoristas pueden pulsar un botón para seleccionar alguno de los tres mapas característicos de las configuraciones básicas «Comfort», «Normal» y «Sport», y así adaptarlas a sus necesidades personales y a las exigencias de la sección de la carretera en cuestión.
El menú de ajuste permite adaptar la amortiguación de forma mucho más individual a las necesidades del motorista. Al igual que los ajustes mecánicos, la suspensión también se puede regular para que resulte más suave (-7) o más dura (+7). La base del muelle (precarga del muelle) se ajusta a mano como de costumbre con una llave de 17 mm.
En los modos «Rain» y «Sport», la configuración del DDC se centra en lograr una amortiguación total y que resulte agradable para circular por carreteras rurales o por superficies con pavimentos que se encuentren tanto en mal como en buen estado. Por su parte, en los modos «Race» y «Slick» se perfecciona la configuración del DDC para adaptarse al rendimiento y, además, permiten utilizar un estilo de conducción muy deportivo, especialmente en la pista de carreras. El amortiguador posee una configuración dura y ofrece a los motoristas información clara sobre las situaciones que se producen durante la conducción en todo momento.
Antes de emprender un viaje o de poner en marcha el sistema de encendido, se realiza una comprobación del sistema y se activa un flujo de información procedente del regulador del motor, el sensor de velocidad angular y el sensor de recorrido de la amortiguación que se dirige al Control Dinámico de la Amortiguación (DDC). La unidad de control del DDC procesa una gran cantidad de información que resulta relevante para la conducción dinámica, como el recorrido de la amortiguación trasera, la velocidad de la moto o la posición del controlador de derivación. Además, el sensor de velocidad angular del DTC proporciona información acerca de la inclinación de la moto y otros parámetros.
Las dos columnas de las horquillas invertidas del DDC poseen la misma estructura y solo se diferencian en el interior de los tubos fijo y de inmersión. El mecanismo de configuración de la base del muelle (precarga del muelle), que puede variar en 15 mm (20 mm en la RR), está situado en la pata derecha de la horquilla. La válvula encargada de la acumulación dinámica de la fuerza de amortiguación se encuentra alojada en el cartucho del amortiguador de la pata izquierda de la horquilla, al igual que sus respectivas conexiones eléctricas. El área de compensación situada en la parte inferior de la pata izquierda de la horquilla se somete a una presión muy elevada con gas y recibe todo el aceite que la barra del pistón del amortiguador desplazó del cartucho cerrado.
La amortiguación de la horquilla telescópica se acciona de forma integral como de costumbre y no se separa en función de si se encuentra en la fase de compresión o extensión. La nueva columna de suspensión del DDC se atornilla al bastidor por medio de una inserción denominada taco de corredera, fabricada con una aleación de materiales. La moto se suministra con una inserción de 0 mm. Si se utilizan las dos inserciones incluidas (de 1,5 y 3 mm), se puede levantar o bajar la parte trasera del vehículo, así como adaptar con rapidez la geometría de la suspensión a las condiciones de la ruta y a las exigencias de cada motorista. En caso de que se utilice otro taco de corredera, será necesario calibrar el sensor del recorrido de la amortiguación trasera a través del menú de ajustes. En la parte delantera, la altura del chasis se adapta como de costumbre a través de la abrazadera del puente de la horquilla.
+ Leer más

Más tecnología al detalle