Ruta del Centenario de las hermanas Van Buren.

El sueño cumplido de una mujer.

En 1916, cuatro años antes de que las mujeres consiguieran el derecho a voto en los Estados Unidos, dos hermanas, Adeline y Augusta Van Buren, emprendieron un viaje a través del continente americano con el objetivo de demostrar que las mujeres tenían lo que hay que tener para ser mensajeros de las fuerzas armadas estadounidenses. Hoy, exactamente 100 años después, un grupo de mujeres recuerda la valentía de sus esfuerzos y sigue el camino de estas hermanas con el mismo espíritu y la misma determinación.

La aventura en moto presentada por BMW Motorrad USA tuvo una duración de tres semanas desde la costa este a la costa oeste de Estados Unidos y comenzó el 3 de julio en Brooklyn, Nueva York, lugar donde las hermanas Van Buren se embarcaron en su viaje en el año 1916. La ruta estaba ajustada con la mayor fidelidad posible a la ruta de las hermanas en 1916, desde el inicio hasta la meta final en San Francisco, California, el 23 de julio. 

Para la organizadora del evento, Alisa Clickenger, la ruta supuso la forma ideal de conmemorar el 100.º aniversario de este viaje pionero, viaje que tuvo lugar el mismo año que se fundó la empresa BMW y siete años antes de que BMW lanzase al mercado su primera moto, la R 32, en 1923.

+ Leer más

De la salida al destino

© Christina Shook

Para algunas personas el divorcio significa libertad. Es el caso de Alisa Clickenger, que se dejó inspirar por la situación y decidió hacer realidad el sueño de su vida, montarse en una moto y acelerar. Más de 20 años después, es la piloto perfecta y sigue viviendo su sueño, al igual que cientos de mujeres que se inspiraron en la visión de Alisa de las pilotos femeninas competentes y participan en la ruta del Centenario de las hermanas Van Buren.

En 1995, durante su divorcio, Alisa tuvo un sueño en el que corría para salvar su vida. En el sueño, Alisa veía una moto y sabía de forma instintiva como conducirla y que podía salvarla del peligro inminente. Cuando despertó, quedó tan impresionada por el sueño que aprendió a montar en moto y experimentó con diferentes motocicletas antes de decidirse finalmente por una BMW y por una vida nueva en la que diseñar y realizar viajes en moto llenos de aventuras.

+ Leer más

© Christina Shook

Su amor por los viajes la ha llevado a todas partes y le ha permitido vivir nuevas experiencias y conocer gente nueva. «Puedo ir a cualquier lado», afirma, «y no tengo miedo de explorar nuevos caminos. A diferencia de mucha otra gente, tengo confianza en mí mismas cuando exploro nuevos territorios.» Para esta intrépida aventurera no fue suficiente utilizar dos ruedas para llegar del punto A al punto B. No, tenía en mente un objetivo mayor, Alisa quería crear una comunidad que ayudase a las mujeres en el mundo de las motos y que conmemorase sus logros. «Como mujer, quiero ofrecer a las mujeres el sentimiento de que pueden hacer lo que siempre han deseado hacer», explica Alisa, «así que trabajé en diferentes ideas y encontré la historia de las hermanas Van Buren. Inmediatamente supe que no solo quería hablar de ellas, sino que también quería convertirlo en un acontecimiento.»

+ Leer más
El viaje histórico de las hermanas Van Buren.

2016 es el año del centenario del viaje histórico de estas hermanas en el que cruzaron los Estados Unidos desde Brooklyn, en la costa este, hasta San Francisco, en la costa oeste, montadas en moto y con el objetivo de convencer al gobierno estadounidense de que reaccionase y permitiese a las mujeres alistarse en el servicio militar.

Con su iniciativa, las valientes hermanas, ambas esposas, madres y con trabajo, elevaron el límite de lo considerado posible en aquellos tiempos. A pesar de su marcha hacia lo desconocido, querían conseguir algo que actualmente damos por sentado. El servicio de las mujeres en las fuerzas armadas de los Estados Unidos es hoy una realidad.

Un motivo para conducir

© Christina Shook

2016 es el año del centenario del viaje histórico de estas hermanas en el que cruzaron los Estados Unidos desde Brooklyn, en la costa este, hasta San Francisco, en la costa oeste, montadas en moto y con el objetivo de convencer al gobierno estadounidense de que reaccionase y permitiese a las mujeres alistarse en el servicio militar.

Con su iniciativa, las valientes hermanas, ambas esposas, madres y con trabajo, elevaron el límite de lo considerado posible en aquellos tiempos. A pesar de su marcha hacia lo desconocido, querían conseguir algo que actualmente damos por sentado. El servicio de las mujeres en las fuerzas armadas de los Estados Unidos es hoy una realidad.

+ Leer más

© Christina Shook

Los beneficios se destinarán a ayudar veteranos sin hogar. Hoy en día las mujeres pueden servir en el ejército, aunque parece que su futuro es más incierto cuando vuelven a casa. Existe un gran número de organizaciones que ayudan a los veteranos masculinos, pero para las mujeres, sin embargo, la oferta es muy reducida. Al preguntarle por sus motivos para elegir Final Salute Inc. como organización benéfica para ofrecerle su ayuda, Alisa dice que «las mujeres renuncian a pasar tiempo con la familia para poder ir y servir a nuestro país. Por lo tanto, les debemos que puedan volver a casa después del servicio y recibir ayuda. Apenas sabemos nada sobre las veteranas femeninas que volvieron tras la guerra.»

+ Leer más
"
Formar parte del mundo de las motos de BMW para las mujeres es una experiencia incomparable. Me inspiró la enorme cantidad de apoyo y quiero devolver un poco.
"

Alisa Clickenger

Un apoyo arrollador.

© Christina Shook

Un apoyo arrollador.

«BMW lleva muchos años apoyando las iniciativas de mujeres», afirma Alisa. "Esto, además del hecho de que fabrican magníficas motos touring para largas distancias, ha hecho de BMW el socio perfecto para este viaje. Formar parte del mundo de las motos de BMW para las mujeres es una experiencia incomparable. Me inspiró la enorme cantidad de apoyo y quiero devolver un poco.»

Sarah Schilke, Directora de marketing nacional de BMW Motorrad USA, también está de acuerdo con este punto de vista. Se unió a los participantes en la fase final de la ruta, cuando cruzaron el famoso Golden Gate de San Francisco.

+ Leer más

© Christina Shook

«Se trataba de un evento muy importante para las amantes de las motos y no queríamos perdérnoslo. Otra de las características únicas consistió en que los que iban en coche también compartieron el camino: BMW proporcionó numerosos coches X5 como vehículos de equipo, así como un BMW serie 7 dedicado íntegramente a realizar fotografías para poder registrar el viaje a lo largo de toda la ruta. Esta ruta a lo largo del país supuso una oportunidad perfecta para mostrar nuestras motos, que cuentan con una gran reputación como cómodas motos touring con un gran kilometraje.

«Tenemos una serie de nuevos modelos, como la R nineT y la G 310 R, que serán presentadas en breve. Ambos modelos son más bajos y ligeros, muy queridos por las pilotos femeninas. Muchas de nuestras máquinas, incluyendo la F 700 GS, pueden equiparse con un asiento bajo, lo que es conocido pero no por todos, y por ese motivo hemos ofrecido pruebas de conducción en una moto con asiento ajustable en altura. Y como no todas las mujeres necesitan o quieren un asiento bajo, fue una gran oportunidad para mostrar la comodidad de las mujeres para montar en nuestras grandes motos y cuánta diversión podían proporcionarles.»

+ Leer más
"
Se trataba de un evento muy importante para las amantes de las motos y no queríamos perdérnoslo.
"

Sarah Schilke

Fuera de la zona de confort.

© Christina Shook

Fuera de la zona de confort.

Más de 100 mujeres participaron en la ruta y las que realizaron la ruta completa recorrieron un total de 6.800 kilómetros, en función de la ruta elegida por cada piloto, a través de los estados de Nueva York, Massachusetts, Pennsylvania, Ohio, Indiana, Illinois, Iowa, Nebraska, Colorado, Arizona, Utah, Nevada y California.

Los recuerdos del viaje y las experiencias compartidas dejaron claro que la organizadora, Alisa Clickenger, había conseguido su objetivo y había supuesto un gran apoyo para las mujeres. «Una mujer me dijo que tuvo que dejar su zona de confort todos los días del viaje», dijo Alisa una vez finalizada con éxito la ruta. «Me dijo que mis ánimos y el equipo de apoyo que creamos para las pilotos femeninas había cambiado su vida. Viví tanto aquel momento que tuve que llorar.»

+ Leer más

© Christina Shook

Para Alisa, uno de los mayores momentos de éxito del viaje llegó en la etapa final, cuando aprovechó uno de los escasos momentos libres para echar la vista atrás. «Cruzamos el puente Golden Gate durante la ruta y eché un vistazo alrededor: había más de 200 mujeres detrás de mí montadas en sus motos. Todas aquellas mujeres estaban allí para ofrecer su apoyo a nuestro mensaje y para hacer realidad mi sueño. Fue un momento emotivo.»

Se podía sentir esta camaradería mutua durante todo el viaje y no solo entre las mujeres: había dos hombres empleados así como el nieto de Adeline. La familia Van Buren compartía la visión de Alisa de seguir las huellas de sus ancestros. Sarah Van Buren fue una de las pilotos más jóvenes y un buen ejemplo de lo que se puede conseguir. Nunca había hecho nada parecido antes, pero montó y practicó todos los días para poder participar en este viaje especial.

+ Leer más

Los tiempos han cambiado.

© Christina Shook

Los tiempos han cambiado.

Han habido muchos cambios en los 100 años que han pasado desde el viaje original de las hermanas Van Buren. El motociclismo ya no es solo un medio de transporte, sino una forma de recuperación. Alisa está convencida de que «el motociclismo es una especie de autorretrato y muestra que una persona es valiente, aventurera y que hasta cierto punto no conoce los límites.»

+ Leer más

© Christina Shook

Añadió: «Creo que toda mujer experimenta una sensación de poder personal cuando monta en moto, aunque puede que no lo sepa o no sea consciente del gran cambio que suponen en su vida estas dos ruedas. A mí me cambió, por lo menos.

«Las motos son como la vida misma. Nadie sabe qué hay más allá del horizonte y esa sensación puede ser adictiva. A veces tienes que confiar en las habilidades que has adquirido, pero el camino siempre continúa hasta que has alcanzado el extraordinario horizonte que te llama.»

+ Leer más
Más historias que pueden interesarte.
Motocicletas adecuadas.