Caballeros en moto.

En el campo de batalla con el piloto de XR Robert Nacke.

La distracción perfecta.

Pelean, luchan con espadas y gritan: caballeros con armadura intercambian fuertes golpes en el casco en combate medieval, un deporte de contacto con un importante componente histórico. A pesar de la armadura que cubre su cuerpo, casi nadie sale ileso. Un deporte duro para un tipo duro: Robert Nacke, gestor de proyectos de TI y ávido conductor de la S 1000 XR. Para Nacke, de 37 años, los dos deportes que ha elegido son la distracción perfecta para después del trabajo. «Tanto si conduzco mi moto como si practico combate medieval, el objetivo es el mismo: divertirme con mis amigos y disfrutar al máximo de la vida», afirma Nacke al hablar sobre sus aficiones.
+ Leer más

Al estilo del rey Arturo.

Al estilo del rey Arturo.

La popularidad del combate medieval aumenta y no solo entre los hombres. Cada vez son más las intrépidas doncellas que se unen a la acción y luchan por la gloria y el honor en el campo de batalla. Dos equipos iguales de 5, 10, 16 o 21 luchadores se enfrentan en el palenque. Al más puro estilo del rey Arturo, los caballeros llevan trajes modernos de armadura protectora. Al igual que las piezas de un traje de moto de cuero, todas las piezas de la armadura tienen que encajar a la perfección para garantizar la agilidad a pesar de su elevado peso. Un traje completo cuesta 6000 euros.

+ Leer más

Un combate con las reglas claras.

Un combate con las reglas claras.

Las armas no van incluidas en dicho precio. Y hay muchas armas: los caballeros modernos pueden utilizar espadas, hachas, dagas y mazas. Las reglas establecidas por una asociación medieval dictan cómo se pueden utilizar las armas. No está permitido lesionar de gravedad a un oponente con un cuchillo ni una daga. Además, todas las armas deben ser romas. «Se supone que no vas a morir durante los combates», explica Nacke con una sonrisa burlona. «Las armas como los martillos de guerra, que tienen una parte en forma de pico para perforar la armadura, tampoco están permitidas», afirma. Nacke añade riendo: «pero podemos utilizarlos como abrelatas».

+ Leer más

Conduciendo motos. Entrenando. Luchando.

Conduciendo motos. Entrenando. Luchando.

Los motociclistas con motos potentes como la S 1000 XR están acostumbrados a disfrutar de la adrenalina y la sensación de absoluta libertad. Sin embargo, el combate medieval lleva las cosas a un nivel completamente diferente. Es un deporte que requiere mucha fuerza física. Para ganar, necesitas eliminar a tus adversarios asestando fuertes golpes y patadas, agarrándolos y derribándolos. Por lo tanto, los luchadores de combate medieval deben tener aguante, fuerza y resistencia. Aparte de conducir con frecuencia su XR, Nacke también practica Crossfit con el objetivo de conseguir la fuerza necesaria para dar puñetazos y patadas y empuñar armas pesadas.

+ Leer más
"
Tanto si conduzco mi moto como si practico combate medieval, el objetivo es el mismo: divertirme con mis amigos y disfrutar al máximo de la vida.
"

Robert Nacke

Enemigos amistosos.

Todos los que han participado en una competición de combate medieval saben que en este deporte hay mucho contacto físico. Los puñetazos, las patadas y las llaves se ven (y se oyen) de manera constante durante estas duras batallas. La fuerte respiración y los gemidos de los combatientes en apuros llena el ambiente, y se escucha con fuerza el sonido del metal contra el metal. «La adrenalina corre por tus venas porque siempre lo das todo», cuenta Nacke. «Pero aquí no hay enemigos. Siempre hacemos las paces después de la batalla y vamos a tomar algo juntos». El combate medieval es un espectáculo emocionante para los espectadores. Si quieres participar, puedes entrar a formar parte de un clan. Quién sabe, quizá descubras que un miembro de tu club de motos o un compañero de trabajo se mete a menudo en el papel de un caballero del siglo XV. En cualquier caso, Robert Nacke no es solo ese compañero agradable de TI, sino también un caballero en moto.
+ Leer más
Más historias que pueden interesarte.
Motocicletas adecuadas.