GS Trophy 2012

Cruzando Sudamérica durante siete días.

Finalmente, el equipo alemán ganó por un amplio margen de 18 puntos al equipo francés, todos ellos atletas con un talento natural que seguramente se arrepentirán de haber perdido la oportunidad de ganar más puntos inscribiéndose en el primer concurso fotográfico. Los italianos completaron el top tres, con un buen rendimiento a lo largo de la semana. No obstante, la filosofía del GS Trophy no reside en ganar o perder, sino en centrarse en el espíritu de equipo y el compañerismo y en compartir la aventura con personas afines de todo el planeta Tierra. 

+ Leer más

A medida que los pilotos iban llegando al resort Trailanqui, cerca de Temuco, después de siete días de pruebas y tribulaciones sobre dos ruedas, la sensación de alivio y los sentimientos de alegría se hicieron patentes, y las emociones eran fuertes entre esta comunidad internacional que comparte el amor por las motos GS y el estilo de vida BMW. 

Entre los pilotos había algunos invitados especiales, entre ellos Heiner Faust, vicepresidente de Ventas y Marketing de BMW Motorrad, que comentó: «Sudamérica era el escenario perfecto para el tercer GS Trophy. Si echas un vistazo a tu alrededor verás que están todos felices de poder compartir esta aventura. Este es un viaje único para todos los que han participado, y estoy muy orgulloso de la marca GS Trophy que estamos construyendo».

En el circo itinerante de pilotos de F 800 GS también estaba el director del Museo BMW, Ralf Rodepeter, que llevaba una BMW GS twin de 800 c. c. muy especial que salió de las cadenas de montaje de Berlín hace 28 años. Esta R 80 G/S edición París-Dakar normalmente está en el Museo BMW de Múnich, donde forma parte de la colección BMW Classic. Aunque no estaba compitiendo, Ralf estaba decidido a recorrer cada kilómetro del GS Trophy montado en esta GS icónica de la primera generación en la que están inspirados todos los demás modelos desde entonces. En referencia a la experiencia vivida en el GS Trophy, Ralf comentó sobre el evento de 2012: «Probablemente ha sido la mejor experiencia en moto de mi vida, con recuerdos que permanecerán para siempre en mi memoria».

Esta es una opinión compartida por muchos participantes, incluido el japonés Shinichi Yamashita, que comentó: «Bueno, ya se ha acabado, pero me encantaría volver atrás y hacerlo otra vez. He disfrutado mucho de la cooperación y de los retos especiales, sobre todo la carrera de montaña y el quinto día en la selva, donde la lluvia hizo desaparecer el polvo y fuimos recompensados con unas vistas y una ruta alucinantes. En mi casa de Japón tengo una BMW F 800 GS, una buena moto para los viajes de aventura, pero este viaje ha consistido en conocer gente estupenda de todo el mundo. Hasta el momento ha sido el mejor recuerdo de toda mi vida». 

+ Leer más


El piloto británico Cameron Thompson no tenía palabras para resumir su experiencia, pero se compuso lo suficiente para explicar la naturaleza transformadora del GS Trophy: «Han sido tantas cosas que es muy difícil de explicar», dijo. «Este viaje por la Patagonia ha sido la mejor ruta que he hecho en mi vida, pero tienes que conducir una GS para comprenderlo. El poder probar estas carreteras y este tipo de ruta lleva las habilidades de conducción a otra dimensión. He puesto la GS 800 en algunas situaciones un poco complicadas durante toda la semana, pero siempre me ha sacado de ellas con facilidad. El equipo de Reino Unido llegó aquí con el título de campeones, pero no estamos disgustados por no haberlo mantenido; hay algunos pilotos con mucho talento. Antes de salir hacia Sudamérica, mi mujer me dijo que el simple hecho de estar aquí ya me hacía ganador, y ahora sé a qué se refería». 

+ Leer más

El equipo sudafricano fue una incorporación de última hora, pero muy popular para el evento de este año, especialmente después de que enseñaran a los demás equipos a «ulular» (un agudo grito guerrero). Con ello, ayudaron a subir el volumen en las cenas y eventos especiales a partir del cuarto día. Para Wayne, un miembro del equipo, participar en el trofeo ha sido un sueño hecho realidad, especialmente después de que Sudáfrica hubiera acogido un evento tan fantástico en el año 2010: «Ha sido una maravillosa aventura que ha superado todas mis expectativas», comentó. «De hecho, en realidad no sabía muy bien qué esperar al principio, y ha habido tantas cosas fascinantes en este viaje... como conocer a personas de diferentes países y culturas, la comida, la organización, etc. Las rutas han sido geniales; parte del terreno de la Patagonia era parecido al de la región de Karoo, en Sudáfrica, y la F 800 GS que llevaba era perfecta para ello. En casa tengo una R 1200 GS Adventure, y ha sido estupendo probar esta maravillosa GS, maniobrable y más pequeña». 

+ Leer más

Los estadounidenses, al igual que los japoneses, los italianos y los alemanes, han participado en equipo en todos los GS Trophy hasta la fecha. Carlo Boffi, miembro de uno de los equipos y piloto de una F 800 GS, estaba contentísimo de haber formado parte del espectáculo: «Qué pena que haya acabado», dijo. «Me lo he pasado genial con personas afines a mí, y especialmente participando en todos los desafíos especiales. No esperaba pasármelo tan bien, me encantaría poder estar una semana más. Me da pena separarme de mi moto de aquí, a pesar de que tengo una F 800 GS del 2009 en casa con la que ya he ido a la Patagonia y después de vuelta a Nueva York hace unos años. Me ha ido muy bien con esta última versión, a pesar de unos cuantos impactos en el camino, pero es muy buena. Ryan, Chad y yo, del equipo de EE. UU., hemos pasado mucho tiempo reparando pinchazos (dos nuestros y seis de otros equipos, e incluso uno de un remolque de un camión de apoyo), pero hemos disfrutado del compañerismo que acompaña al GS Trophy. Invertí 200 dólares en la clasificatoria, y he sacado de ella increíbles experiencias y recuerdos. ¡Ha sido una gran inversión!».

+ Leer más

A pesar de que los miembros del equipo estadounidense no se conocían antes de llegar a Santiago de Chile, encajaron muy bien como grupo y contribuyeron al clima especial del trofeo. Chad Yoshitomi, de Alaska, resume así su experiencia: «Estoy abrumado por todo el Trophy, ha sido simplemente fantástico. BMW Motorrad ha organizado un evento fantástico que ha superado todas las expectativas en cuanto a diversión, mucho más de lo que había imaginado. La moto era perfecta. En mi casa tengo una R 1200 GS Adventure, por lo que la F 800 GS que utilicé me ha parecido ligera, fácil de manejar y con un buen consumo de gasolina. En definitiva, el GS Trophy no ha podido ir mejor, el espectáculo entero ha sido maravilloso». 

+ Leer más

La solidaridad entre países ha sido patente durante la competición, un hecho que no ha pasado por alto el miembro del equipo ruso Andrey Sokolov: «Me encantaría volver atrás y hacerlo otra vez. Estoy preparado para otra ruta», dice. «Es duro darte cuenta de que ha llegado el fin de un viaje tan largo en el que hemos hecho nuevos amigos de diferentes países de todo el mundo. Espero que nos volvamos a encontrar en el futuro; ¡quizás en otro GS Trophy!». 

+ Leer más
"
Estoy abrumado por todo el Trophy, ha sido simplemente fantástico. BMW Motorrad ha organizado un evento fantástico que ha superado todas las expectativas en cuanto a diversión, mucho más de lo que había imaginado.
"

Chad Yoshitomi de Alaska

Por supuesto, no solo los miembros del equipo han disfrutado del trofeo; un periodista acompañaba a cada equipo durante la semana, participando en algunos desafíos especiales y ayudando a motivar y guiar a su trío de pilotos a través de una serie de arduas tareas. Aunque no tenía mucha experiencia todoterreno, el periodista británico Martin Fitz-Gibbons condujo por una pronunciada curva de aprendizaje hasta la meta en Trailanqui, y se sintió aliviado por haber salido totalmente ileso de una dura semana al volante: «No han sido precisamente unas vacaciones, esto ha sido un auténtico reto en Sudamérica, y me siento completamente aliviado por haberlo terminado», dijo el escritor de BiKE Magazine. «Antes de llegar a la línea de salida estaba nervioso porque solo había entrenado durante seis días en la escuela de habilidades todoterreno de BMW en Gales del Sur con Simon Pavey y su equipo. Aunque me prepararon muy bien: ¡estoy orgulloso de haber aguantado en la moto toda la semana! La F 800 GS es un moto verdaderamente buena. No es fácil subirse la primera vez, pero es muy gratificante. No me imagino una moto de aventura que pueda ser mejor».

Aunque parecían más serios que los demás competidores, los integrantes del equipo alemán, que resultaron ganadores, mostraron su lado divertido cuando se quitaron la parte de arriba y dejaron al descubierto sus camisetas ajustadas, cada una de un color de la bandera alemana, tras lo cual acudieron a la parte delantera del restaurante para recoger sus trofeos: «Ha sido genial volver al punto de partida todos juntos», dijo Tobias Weiser, uno de los miembros del equipo, al concluir las celebraciones. «Este GS Trophy ha superado mis expectativas. Nos lo hemos pasado genial, especialmente con los brasileños y argentinos. De hecho, la gente es la que ha hecho que este viaje sea tan especial para mí. Tengo una HP2 en casa, pero he disfrutado mucho conduciendo la F 800 GS, a pesar de que soy bastante alto. En resumen, he vivido la experiencia de mi vida aquí, en Sudamérica». 

+ Leer más

Para el jefe de los exploradores Tomm Wolf, uno de los principales organizadores, fue un gran alivio y satisfacción que el tercer International GS Trophy hubiera sido todo un éxito: «Para mí ha sido estupendo trabajar y divertirme con todos los competidores y el equipo de apoyo. Hemos pasado mucho tiempo planificando este trofeo, y estoy muy contento (y aliviado) de que todos hayan regresado de una sola pieza. Hay mucha gente que ha sido imprescindible para la organización de este evento, de verdad que no lo hubiéramos conseguido sin ellos; pero ya estamos pensando en el siguiente. En dos años, organizaremos otro GS Trophy, así que quizás volvamos a ver participar a alguno de estos fantásticos pilotos». 

+ Leer más

Al resumir el evento, Michael Trammer comparte el sentimiento de que el aspecto competitivo del trofeo no era tan importante como el sentimiento de unidad y la evidente pasión de este grupo de entusiastas de la GS de todo el mundo: «Todo el mundo ha salido ganador en este trofeo porque, después de haber pasado una semana juntos, nos hemos convertido en una gran familia», confirma. «Esta experiencia durará para siempre, y ese es el mejor premio que se puede dar».

+ Leer más
"
Para mí, el GS Trophy fue como una gran reunión familiar.
"

Hans de Visser, director de Marketing de BMW Motorrad

Y el agradecimiento final viene de la mano de Hans de Visser, director de Marketing de BMW, que comentó: «Para mí, el GS Trophy fue como una gran reunión familiar. A pesar de que estábamos en Sudamérica, había mucha gente que lo seguía por Internet y publicaba mensajes de apoyo para todos los equipos. Era como antiguamente, cuando mandabas postales a tus seres queridos». 

+ Leer más
Ver el vídeo de los mejores momentos
Más historias que pueden interesarte.
Motocicletas adecuadas.